Prevención, diagnóstico y tratamiento de las afecciones del pie, como pueden ser:

  • Callosidades, durezas y helomas.
  • Alteraciones de uñas (hongos, uña encarnada…).
  • Problemas dérmicos: pie de atleta, talones agrietados, problemas de sudoración.
  • Verrugas (Papilomas).
  • Juanetes, dedos en garra, espolones, fascitis etc.

La Quiropódia es el servicio más habitual y antiguo en la consulta de podología. Para nosotros la quiropodia es la parte fundamental del cuidado del pie.Son muy comunes las alteraciones dérmicas, como las conocidas callosidades o durezas; alteraciones ungueales (hongos, uñas clavadas) tanto en niños como en adultos; y también los problemas inflamatorios y dolorosos de las articulaciones que nos impiden caminar correctamente.